Ahora que estamos comenzando el año y se habla de propósitos, me gustaría haceros un resumen de lo que vemos en nuestros talleres de trabajo sobre desarrollo personal: tenemos una visión integral y, eso sí, los hacemos durante todo el año. Espero aportaros algo útil:

Cultiva la dimensión física:

  • Sueño: no tienes que dormir necesariamente 8 horas, cada persona es distinta, pero sí hay consenso científico en que dormir al menos 6 horas es beneficioso.
  • Ejercicio físico: ejercita tus músculos haciendo ejercicios con tu propio cuerpo en casa o en el parque, haz ejercicios de cardio, para ello no es necesario ponerte a correr maratones, puedes andar, bailar, nadar, subir escaleras, etc. Por favor, no estés más de 50 minutos sentado, ponte de pie, estira las piernas, espalda y cuello.
  • Nutrición: no sigas dietas especiales, solo la mediterránea, la original. Bebe de 2 a 3 litros de líquidos al día, no se trata sólo de agua, las sopas, caldos y zumos también son bienvenidos. No te prives de ningún alimento, unos te aportan la energía y nutrientes necesarios y otros, los deseados, solo calorías, pero asegúrate de que cumples la regla del 80/20 (respectivamente, claro)

Cultiva la dimensión emocional:

  • Las emociones son importantes, nos ayudan a aprender, a entender a los demás y nos empujan a la acción.
  • Somos seres emocionales, tienes que ser consciente de ellas y el efecto que producen en ti y en los demás en cada momento: pide feedback de manera informal a tus compañeros y a tus amigos
  • Las personas que controlan sus emociones tienen más posibilidad de conseguir sus propósitos: puedes entrenar, por ejemplo, la paciencia cuando estés en un atasco
  • Hay emociones positivas y negativas y por todas ellas vamos a pasar, por ejemplo, no se puede evitar estar enfadado o frustrado si no has tenido una Navidad como esperabas, lo importante es saber pasar lo más rápido a estar tranquilo y relajado: utiliza tu cerebro racional para hacer ese cambio

Cultiva la dimensión mental:

  • Todos tenemos una voz privada que es la que nos domina e influye en nuestro comportamiento: esperemos que no sea tu enemiga
  • En muchas ocasiones dedicamos más esfuerzo a alinear nuestra voz pública con la misión y valores de la empresa que con la nuestra privada: para ser mejores personas y profesionales nuestras voces, privada y pública son las que tienen que ser coherentes
  • Funcionas mejor cuando estás concentrado en algo concreto. No puedes trabajar en modo multitarea ni debes intentarlo, tu trabajo se resentirá o las personas a tu alrededor se sentirán, como poco, desorientadas
  • Enfócate en el presente, no te distraigas, descansa cada 90 minutos, valora las ideas novedosas, diviértete y usa tu tiempo con eficiencia

Cultiva la dimensión social:

  • La soledad produce en nuestro cuerpo un estado de estrés crónico que, de no tratarlo, reduce nuestro nivel de compromiso y productividad y, lo peor de todo, científicamente se ha demostrado que está asociada a enfermedades y a la disminución de la longevidad
  • Ten claro quiénes son las personas en tu vida que te recuerdan quien eres, tus valores, tus aspiraciones y lo que vales. Tenlas cerca y hazles saber cuánto significan ellas para ti. Protege tu tiempo con ellas
  • Haz que tus compañeros de trabajo se sientan entendidos y apreciados como personas, son individuos con pasiones fuera del trabajo. Establece una conexión auténtica con ellos
  • Sé amable, ayuda y déjate ayudar, todo ello hará que establezcas vínculos con valor y será una forma de sentirte y hacer a otros sentirse bien

Claro está que es una larga lista, no podemos ni debemos tratar de ponernos a trabajar en todo a la vez. Para establecer tus prioridades, lo que hacemos en las sesiones son dos cosas: evaluar dónde estás en cada una de las dimensiones y, lo más importante, ayudarte a identificar cuál es tu propósito, qué te inspira, qué es lo que te mueve y alinear tu desarrollo con ello.

Porque a esta altura todos sabemos que es muy importante tener un buen plan, pero más importante es saber cómo llevarlo a cabo y dar el primer paso. En eso, es donde realmente Spinyourtalent® te podemos aportar valor.

¡Feliz 2022!