En un mundo cada vez más globalizado y diverso, las empresas se enfrentan al reto de crear y saber gestionar entornos laborales inclusivos. 

En la actualidad, las empresas están cada vez más concienciadas de la gran oportunidad que es contar con equipos de trabajo diversos por lo que tienen que valorar y respetar la diversidad de sus empleados fomentando la participación y el desarrollo de todo el talento.

Las organizaciones que cuentan con esta diversidad laboral son más completas por disponer de diferentes perspectivas, ideas y experiencias que pueden aportar un valor añadido a su productividad y a sus resultados.

Pero, gestionar toda esta diversidad de talento requiere unas dotes especiales en los líderes y muchos de ellos no se encuentran preparados.

¿Qué es el liderazgo inclusivo?

El liderazgo inclusivo es un estilo de liderazgo que promueve la participación equitativa y la igualdad de oportunidades de todos los miembros de un equipo, independientemente de sus características personales y profesionales. 

Los líderes inclusivos valoran la diversidad y la ven como una oportunidad para enriquecer el entorno laboral y mejorar los resultados de la organización.

Un líder inclusivo es aquel que crea un entorno en el que todos los empleados se sienten respetados, valorados y apoyados.

¿Qué es la diversidad laboral?

La diversidad laboral se refiere a la variedad de características que presentan los empleados de una empresa.

La diversidad laboral se puede clasificar en diferentes categorías, entre las que se incluyen:

  • Diversidad demográfica. Son las características físicas o biológicas de las personas: género, edad, raza, etnia, …
  • Diversidad de habilidades. Se trata de las capacidades y los conocimientos que poseen: habilidades técnicas, habilidades blandas (soft skills), diversidades funcionales o experiencia.
  • Diversidad de perspectivas. Son las diferentes opiniones y puntos de vista que pueden tener las personas, por sus valores, creencias, religión o cultura.

Las empresas pueden promover la diversidad laboral a través de una serie de medidas como la contratación de talento con diferentes perfiles, la creación de una cultura de inclusión y la formación, en diversidad e inclusión, de los empleados para que comprendan las diferentes perspectivas y que esto les ayude a desarrollar habilidades para trabajar en estos entornos diversos.

La diversidad laboral 

es una característica importante de las empresas exitosas

Las empresas que se comprometen con la diversidad e inclusión están creando entornos laborales más justos, productivos y fructíferos.

Principios del liderazgo inclusivo para crear un entorno laboral diverso

Para crear un entorno laboral inclusivo, las empresas deben poner en marcha estos principios:

  • Diversidad

El liderazgo inclusivo reconoce que las personas son diferentes y que estas diferencias son provechosas en un equipo diverso.

Las empresas deben valorar la diversidad en los equipos y promover esta diversidad en la contratación de talento. Tienen que esforzarse por contratar a personas de diferentes orígenes, culturas, género, edad, habilidades, …

  • Inclusión

El liderazgo inclusivo crea un entorno en el que todos los empleados se sienten incluidos, valorados y apoyados para contribuir al éxito de la empresa.

Para crear esta cultura de inclusión, la empresa debe reflejar los valores de diversidad e inclusión entre sus empleados y los líderes deben comunicarlos para crear un entorno en el que se promueva la participación.

  • Equidad

El liderazgo inclusivo se basa en el principio de que todos los empleados deben tener las mismas oportunidades de éxito, independientemente de sus características.

Incluir la formación en diversidad e inclusión para ayudar a los empleados a comprender los diferentes puntos de vista y a desarrollar habilidades para trabajar en entornos diversos y transversales.

Características que debe tener un líder inclusivo

Los líderes inclusivos deben desarrollar unas características que les permitan comprender y valorar la diversidad de su equipo para crear un entorno en el que todos los empleados se sientan cómodos y puedan aportar su máximo potencial.

Los líderes inclusivos tienen unas particularidades comunes, entre las que se incluyen:

  • Ser conscientes de su propio sesgo: Los líderes inclusivos tienen que ser conscientes de sus propios prejuicios, estar dispuestos a trabajar para superarlos y que les permita evitar una toma de decisiones o la actuación de una forma discriminatoria.

Las ideas o creencias preconcebidas pueden influir en su comportamiento y tener un impacto negativo en la inclusión.

Tener consciencia de esto les permite ser más objetivos en sus decisiones y crear un entorno más equitativo para todos los empleados.

  • Ser respetuosos con las diferencias: Los líderes inclusivos respetan las diferencias de sus empleados: su raza, género, origen, orientación sexual, religión o discapacidad.

Estas diferencias son una fuente de riqueza valiosa que contribuye a la diversidad y a la innovación en la empresa.

Esta colaboración les permite crear un entorno en el que todos los empleados se sientan cómodos siendo ellos mismos. Un ambiente en el que se encuentren incluidos, aceptados y valorados por lo que son para desarrollar su mejor potencial y contribuir al éxito de la empresa.

  • Ser comunicativos: Los líderes inclusivos tienen que utilizar una comunicación efectiva, clara en sus expectativas y en los valores hacia sus empleados independientemente de su formación o de su nivel de experiencia.

Un líder inclusivo fomenta la participación de todos los empleados, escucha sus ideas y da oportunidades de crecimiento y desarrollo. Crea un entorno en el que todos los empleados se sienten parte del equipo.

Este ambiente comunicativo fomenta la participación y el desarrollo de todo el talento.

Se aprende a ser un líder inclusivo y a desarrollar estas características gracias a la formación y el desarrollo personal. Se pueden realizar cursos o talleres sobre diversidad e inclusión, leer libros o artículos sobre el tema y hablar con personas que tienen experiencia en liderazgo inclusivo.

Beneficios del liderazgo inclusivo

Trabajar en un entorno laboral inclusivo tiene una serie de beneficios para los empleados y en consecuencia para la propia empresa:

  • Mejora la moral de los empleados

Los empleados que se sienten incluidos y valorados son más felices y están más motivados para realizar su trabajo. 

Tener una moral más alta, se refleja en una serie de indicadores, como la satisfacción laboral, el compromiso con la empresa y la escasa rotación de personal.

  • Aumenta la productividad del equipo

Tener un equipo de trabajo que se sienta a gusto, incluido y valorado hace que sean más productivos. Al sentirse más cómodos en su trabajo, están más motivados y son más propensos a colaborar con sus compañeros.

Sentirse feliz en su trabajo hace que sean más productivos porque estará más concentrado, satisfecho y comprometido con sus tareas.

  • Favorece la creatividad e innovación

Un entorno laboral inclusivo es más propicio para la creatividad e innovación, ya que permite a los empleados compartir sus ideas y perspectivas sin temor a ser juzgados o rechazados.

La diversidad de perspectivas y experiencias puede dar lugar a nuevas ideas y soluciones creativas, que pueden ayudar a la empresa a mejorar sus productos o servicios.

  • Mejora la satisfacción del cliente

Tener empleados que se sienten incluidos y valorados hace que estén más motivados para ofrecer un buen servicio al cliente. Esta actitud se refleja en una satisfacción del cliente más alta, que puede beneficiar a la empresa en términos de ventas, retención de clientes y reputación.

Las empresas que se comprometen con la diversidad laboral e implementan un entorno laboral inclusivo están creando un futuro mejor para todos sus empleados y para la propia empresa.

“En SpinYourTalent© ayudamos a las personas y a las empresas a potenciar su energía para conseguir sus objetivos”

Quiero potenciar mi energía